PREPARACIÓN DEL TÉ BLANCO SOLO VIENDO SUS CARACTERÍSTICAS

Preparación del Té Blanco

Los tiempos de infusión para la preparación de un té son algo importante al igual que las temperaturas. Sin ánimo de convertir el amor por el té en algo muy sofisticado nos parece importante dar pequeños tips que den al té el lugar que realmente tiene en el mundo y poder hacer la preparación del té blanco solo viendo las características de su hoja: su forma, su delicadez, la presencia de brotes, etc.

Al entrar en este mundo lo primero que nos dicen es que el té es la segunda bebida más tomada en el mundo después del agua y eso habla de que occidente aún no se entera de la importancia de estas hojas al otro lado del mundo. Entonces; ¿Cuál es la intención en compartir esto?… nuevamente, darnos el momento. Ya se darán cuenta que repetimos esto una y otra vez, pero lamentablemente sin algo de dedicación la verdad es que nada queda bien. Eso es lo que esperamos y a lo que queremos invitarlos, a dedicar unos minutos a la preparación de esta bebida simple, delicada y milenaria. Como ya les he mencionado en otras publicaciones, hay muchísimas formas de preparar el té que van ligadas a las distintas culturas que lo viven en profundidad.

Hace algunos años, cuando partimos con el proyecto de VictoriAnna publicamos los tiempos que se utilizan en occidente. Tiempos más o menos inducidos por Inglaterra y esparcidos al mundo europeo y americano. Sin embargo, en el camino nos hemos podido dar cuenta que no siempre todo lo podemos hacer tan simple y rápido como en estos tiempos desearíamos. Los tiempos para los tés verdes por ejemplo son distintos dependiendo el tipo de té verde y su preparación es mucho más delicada que para otros tipos. Las hojas se queman fácilmente con altas temperaturas o largos tiempos de infusión lo que amarga la preparación y no nos permite ni en una parte apreciar lo que realmente tenían esas hojas para nosotros.

Hoy quizás la pandemia nos ha hecho pensar que hay cosas a las que tenemos que dedicarle tiempo como por ejemplo la simple contemplación de la naturaleza que ahora mismo nos es tan escasa. El disfrute o el compartir algo que hice con dedicación, algo simple, pero con sentido.

En mi caso muchas veces se me presentan nuevos tés para probar. En ocasiones personalmente tengo muestras muy pequeñas las cuales tengo que aprovechar e intentar sacar la mejor infusión que pueda de ellas para descubrirlas realmente y definir si traerlas o no a la tienda de VictoriAnna. Por lo mismo tengo que analizar muy bien que temperatura voy a usar, y por cuanto tiempo dejare las hojas en el agua. Este simple ejercicio es el que quiero compartir con ustedes porque no son tantas las formas en las que podemos arruinar un té y si se te presenta una oportunidad como a mi mejor cuidar esos pequeños detalles.

Ante de contarles mi forma les aclaro que, por supuesto esta es una manera súper personal que he sacado de muchas cosas que he visto y que, para mí, el día de hoy es la más efectiva.

Esta vez les cuento como lo hago con los tés blancos. Éstos, a pesar de tener la fama de ser los más delicados dentro de los tés para mí no lo son tanto porque si bien necesitan en general una temperatura baja del agua al infusionar, aguantan más tiempo y no se arruinan tan rápido como algunos tés verdes.

Hay muchísimos tés blancos por supuesto. Los que yo he visto, podría clasificarlos de manera general en: con la hoja bien extendida, con algunos brotes o con puros brotes. En este grupo yo también pongo al llamado Tea Buds que no tiene clasificación pues no tiene el marchitado del té blanco, pero en su sabor es al que más se asemeja. Vamos a la práctica entonces y veamos, por ejemplo, la preparación del té blanco Silver Needle.

 

Té Blanco – Silver Needle

 

Brotes Té Blanco Silver Needle
Té Blanco – Silver Needle

El Silver Needle es un té hecho de puros brotes, de alto costo, cosechado en primavera de manera muy delicada y según la letra que lo acompañe es su gradualidad (más limpio o con hojas más defectuosas) de la A a la J.

Este té a simple vista es algo delicado. Cuando yo veo un té blanco con muchos brotes uso una temperatura no superior a 75 grados ya que los brotes son hojas más delgadas y jóvenes que las hojas más fuertes que podrían estar en la parte baja de la planta.

Además, es un té blanco, o sea sé que nunca debo superar los 3 minutos de infusión, aunque pueda decidir luego infusionarlo por 30 segundos o 1 minuto, solo cuido de no pasarme de los 3 minutos.

Es un té de alta gama. Se ve de alta gama; o sea, con hojas jóvenes de la planta y limpio (no con pedacitos de hojas rotas por ejemplo o polvo). Entonces sé que este té va a entregarme al menos 3 tazas de buen sabor.

Así para probar la preparación de este té blanco, mi decisión sería:

 

Té Blanco – Pai mutan

 

Hojas Té Blanco Pai Mutan
Té Blanco – Pai Mutan

Este té al igual que todos tiene graduaciones. De partida es un té con hojas grandes, de la parte más baja de la planta o a lo menos después del brote. O sea, no son tan delicadas como las anteriores.

Es un té más económico y que su graduación se define por la cantidad de brote que contiene.

En relación a la preparación del té blanco Pai Mutan, a simple vista veo que es un té no tan delicado como el anterior. Esto quiere decir que puede aguantar más tiempo (nunca más de los 3 minutos) de infusión como más temperatura 75 – 80°C como máximo. Además, sé que no me entregara más de 2 buenas infusiones.

Entonces yo lo probaría.

  • 80°C
  • Infusiones de 3 minutos y luego una de 1 o 2 minutos.
  • Ambos métodos me acomodarían, aunque, no sé por qué, este té personalmente lo tomo de la manera occidental.

Tea buds

 

Brotes Té Blanco Tea Buds
Té Blanco – Tea Buds

Es un brote de té pero que no tiene marchitado entonces la hoja esta fuerte. Este dato técnico no tengo por qué saberlo, podría averiguarlo, pero supongamos que se me presenta el té y yo no sé nada de él.

Al verlo veo que son perfectos brotes, pero también puedo determinar al tocarlo que es un té muy fuerte, casi como una hoja de boldo para quienes han tocado una.

En los análisis también es importante la experiencia con el tacto. Debemos además de observar la hoja tocarla y ver si es rugosa, abierta y quebradiza, etc.

Entonces, porque es un brote duro ya tengo mucha información. Supongamos que no sabemos mucho, así que a simple vista determinamos que se agrupa más en un té blanco, entonces decimos que no podemos pasarnos de 3 minutos.

Mi primera decisión, respecto a la preparación del té blanco Tea Buds, sería:

  • 80°C (Porque pienso que son hojas muy duras y que si no les doy temperatura no me van a entregar mucho en la infusión. Incluso pondría más temperatura, pero como definí que es un té blanco no quiero salirme tanto de los parámetros. Ahora, si no me entrega mucho la infusión probablemente aumentaría la temperatura)
  • 3 minutos
  • Método occidental o Chino

Mis observaciones con este té fueron las siguientes; consideré un poco floja la primera infusión haciéndola con estas características. La segunda tampoco fue tan atractiva entonces ya en la tercera subiría la temperatura.

Sola en el ejercicio me di cuenta que en el caso en este té (que no tiene categoría) tu puedes agregar agua hasta 95°C y no se quema, y puedo infusionarlo hasta por 5 minutos.

Mi experiencia y resultado con este té lo comparto porque fue muy grata. Es un té que además de ser muy bello es muy fragante y de sabor muy particular y delicado. El ligero y tiene aroma fuerte a flores. En su sabor se esconde un sabor a frutas fresco, similar al que nos dan las manzanas asiáticas, las que en mi tiempo se llamaban pera&manzana. Fue un descubrimiento que, si no me hubiera dedicado a revisarlo, nunca lo hubiese encontrado.

Para finalizar…

Esto solo lo descubres en el ejercicio de hacer y probar con atención, estando en presente y concentrado con todos tus sentidos.

Estos son mis tips para que tu determinar cómo tomas ese nuevo té que llega a tus manos. En el siguiente post analizamos algunos tés verdes.

Les comparto estas formas porque para quien gusta mucho del té poco a poco también puede comenzar a encantarse con las distintas formas de prepararlo y tomar en cuenta estos parámetros te ayudarán a no descartar un buen té por su mala preparación.

Seguro que si ya tomas mucho té preparas el negro de la manera turca, el blanco como los chinos y los blend como en occidente por nombrarte un ejemplo. Yo soy una de esas personas y esta forma me ayuda a tomar este tipo de decisiones. Dependiendo el momento del día y mi estado de ánimo. Son pequeños momentos que me regalo y comparto con mi familia.

Si amas el té puedes seguirnos vía Instagram e ir conociendo más sobre nosotros!